Coherencia cardiaca y Biofeedback

El estado de coherencia cardiaca favorece una mejor conexión entre el cerebro cardiaco y el encefálico, contribuyendo a un funcionamiento más armonioso y optimizado, tanto a nivel físico como mental y emocional.

Tener una mayor coherencia cardiaca, implica una mejor regulación del organismo y en concreto del Sistema Nervioso Autónomo (SNA).

Cuando el paciente presenta trauma psíquico. Frecuentemente nos encontramos con una hiperactivación simpática acompañada a menudo de una falta de sincronización con la rama parasimpática, lo que genera un funcionamiento desequilibrado y desadaptativo de la persona.

El estado de coherencia cardiaca representa lo contrario, y es en ello en lo que se trabaja como objetivo terapéutico, buscando este equilibrio en el sistema interno del paciente.

 

 

Abrir chat