Psicólogos especialistas en abusos sexuales

Lamentablemente, los abusos sexuales son mucho más habituales de lo que pensamos. Las consecuencias físicas suelen ser visibles y, poco a poco, terminan sanando. Pero las heridas psicológicas son mucho más profundas y difícilmente se superan por sí mismas. Por eso, si es tu caso, te conviene acudir a psicólogos especialistas en abusos sexuales que puedan ayudarte.

Entendemos el abuso sexual como una violencia sexualizada, haya o no contacto físico, que impone la voluntad de uno o más individuos sobre la víctima. Alrededor del 80 % de los casos proceden de personas del entorno cercano, lo que resulta todavía más devastador para los cimientos de la personalidad afectada. La pérdida de confianza y autoestima, la falsa sensación de culpabilidad y el bloqueo personal son secuelas habituales en todos estos casos.

Consideramos, además, que la coacción sufrida puede ser verbal, visual, psicológica o física.

Terapia psicológica abusos sexuales

Cerrar en falso estas heridas, o directamente no cerrarlas, acarrea peligrosas consecuencias a largo plazo. El apoyo de profesionales de la psicología, especializados en este campo resulta fundamental para aprender a convivir con estas experiencias.

Desde Cádiz Psicólogos te ayudaremos a normalizar tu realidad, a recuperar tu esencia y a mirar de frente al origen de tus problemas psicológicos y emocionales: los abusos sexuales sufridos.

Sabemos que resulta muy complicado darse cuenta o reconocer que se ha sufrido este problema. De hecho, suele ser difícil hablar sobre ello como consecuencia de la negación, la culpabilidad, la vergüenza, el temor y el odio experimentado por lo sucedido. Pero debes hacerlo. Resulta fundamental y catártico, imprescindible para superar lo acontecido, reconocer lo pasado y hablar de ello con un psicólogo cualificado que sabe de qué forma ayudarte.

blank
Inés Romero

Directora de Cádiz Psicólogos, licenciada en Psicología por la Universidad Oberta de Cataluña en la especialidad de psicología clínica con número de colegiada AN06623

Llámame para concertar cita

El principio de la solución

Nuestro objetivo común no es olvidar el abuso, negarlo, arrinconarlo, tabicarlo ni pasar página al respecto. Eso no te va a ayudar, en realidad. Es un reto de superación personal e integración vital en el que la psicoterapia individual, la terapia sexual e, incluso, la terapia de familia te vendrán muy bien. Con nuestro tratamiento de terapia EMDR verás una notable mejoría en tu vida.

En Cádiz Psicólogos tenemos más de 10 años de experiencia en abordar con éxito estos casos. Somos psicólogos especialistas en abusos sexuales con unos resultados del 100% en pacientes con estos problemas dados de alta. Confía en nuestra profesionalidad y trayectoria. ¡Podemos ayudarte!

Preguntas frecuentes

La terapia EMDR es un método de desensibilización y reprocesamiento mental mediante la estimulación bilateral mediante movimientos oculares, táctiles o auditivos, especialmente indicado para el TEPT (estrés postraumático) en el que trabajamos con la información almacenada y bloqueada que no se pudo procesar en su día debido al trauma, con el fin de provocar el procesamiento y eliminar los síntomas que estén provocando.

En el abuso sexual existe mucha información no procesada debido a que la mente en ese momento no era capaz de hacerlo, pero provocando síntomas que no nos permiten vivir una vida plena.

Con la terapia EMDR hacemos diana en los abusos, entramos en el recuerdo y ayudamos al paciente a procesar aquello que en su día no pudo, hasta que llegue a interiorizarlo, reduciendo así la perturbación que el abuso le genera.

Cuando esto ocurre, podemos pensar en ese recuerdo e incluso hablar de ello sin que esto provoque perturbación.

A veces las personas no son conscientes de hasta que punto un abuso sexual que ocurrió en la infancia o en la adolescencia les están provocando síntomas hasta que no llega a consulta y se comienza a hablar de ello y a hacer conexiones.

Las formas en las que estos abusos afectan a una persona u otra estará determinado por varios factores, la edad en la que se sufrió el abuso, el periodo de tiempo en el que se estuvieron sufriendo, la intensidad del mismo e incluso si fue defendida o protegida una vez que otra persona fue consciente de lo que estaba ocurriendo.

Es algo que correlaciona más con el tipo de abuso y sus características que con los rasgos de la personalidad, pero se suelen presentar síntomas relacionados con ataques de angustia, baja autoestima, inseguridades, hipersexualidad, incapacidad para disfrutar del sexo y en casos más graves disociación traumática con incluso pérdida de memoria en cuanto al episodio traumático.

Totalmente, aunque se debe estar preparada para trabajar tanto con trauma grave como con niños y adolescentes.

Esto es debido a problemas con la sexualidad que no corresponde a ningún otro motivo en apariencia. Con terapia EMDR podemos entrar en redes neuronales aisladas donde se almacena esta información y con ello podremos hacer conexiones para poder ir averiguando qué ocurrió, siempre que el sistema interno del paciente nos lo permita.

Abrir chat